viernes, 30 de diciembre de 2011

Las 12 uvas negras de 2011

"El año nuevo se viene, el año viejo se va. Y nosotros nos iremos y no volveremos más", que decía aquel villancico. 2011 nos deja, y se va con un saco de malas noticias a su espalda. Y parece que 2012, que asoma ya por la esquina, no va a venir cargado de buenas noticias. Por lo pronto, despidamos el año viejo tomándonos 12 uvas negras:

  1. Urdangarín, sinónimo de lucro. Iñaki, conocido como el yerno perfecto, parece que es aficionado a eso de apropiarse de lo que no es suyo. De momento parece que se va a sentar en el banquillo en febrero.
  2. Rozando los cinco millones. Estamos muy cerca de los 5 millones de parados, y parece que hay previsiones de superar esa cifra en 2012. Hasta el flamante Ministro de Economía lo ha dicho.
  3. Tecnocracia power. En Europa mandan los mercados. Los economistas han sustituido a los políticos. No hay más que ver los nuevos gobiernos que se han creado en Grecia y en Italia.
  4. $anidad y €ducación... ¿públicas? Los recortes en Sanidad y Educación son cada vez mayores. El fantasma de la privatización se cierne sobre nosotros y la gente ha salido este año a la calle, sobre todo en Madrid y Barcelona, para defender estos dos pilares tan importantes en nuestra sociedad.
  5. Bienvenido Míster Ratzinger. El Papa vino este verano a Madrid para celebrar las Jornadas Mundiales de la Juventud. Que en un país supuestamente aconfesional se destine tanto dinero público para financiar un acto religioso es de juzgado de guardia.
  6. Y un cuerno para África. La crisis de Somalia no entiende de primas de riesgo. Lo que entiende es que lo que prima es poder comer porque existe el riesgo de morir de inanición. En esa situación se encuentra el denominado "cuerno de África", del que Occidente pasa olímpicamente.
  7. Spain is Blue. El azul del PP ha teñido este año toda nuestra geografía salvo muy contadas excepciones. España es ahora de derechas (si dejó de serlo en algún momento) y la mayoría de municipios y autonomías también. Y a mí las mayorías tan absolutas no me gustan un pelo, y menos si son de los de la gaviota.
  8. Los piratas de la SGAE. Los que gestionan la propiedad intelectual quieren apropiarse de todo, hasta de lo que no es suyo. Menudo pirata el tal Teddy Bautista.
  9. Su corrupta señoría. Los casos de corrupción crecen en España como la espuma. Pero ademas, los políticos corruptos, imputados y todo, se siguen presentando como candidatos en las elecciones. Y algunos, como el señor Camps, hasta ganan por mayoría absolutísima. País...
  10. Terremotos, tsunamis y alarmas nuclerares. Nos estamos cargando el planeta y se está quejando. En Lorca hubo un grave terremoto que ha dejado a mucha gente sin casa. Pero más grave fue el terremoto y posterior tsunami de Japón, que además desató luego el pánico nuclear.
  11. Ojo por ojo. La ley del Talión parece que no se ha extinguido aún. Que un país supuestamente civilizado como EEUU se dedique a cazar criminales como si vivieramos en el viejo oeste no es ni medio normal. Bin Ladem y Gadafi son unos asesinos, estamos de acuerdo, pero deberían haber sido juzgados.
  12. La España de charanga y pandereta. Así retrató Machado a este país que aún sigue riéndole las gracias a la aristocracia. La boda de la duquesa saca más gente a la calle que la defensa de nuestros derechos. No importa que la nobleza siga manteniendo privilegios heredados, como en la Edad Media, porque al fin y al cabo son muy campechanos. Como la realeza, que son muy campechanos pero nos cuestan una pasta a los españoles. Y no contentos con su fortuna, algunos, como el yernísimo, se dedican a choricear. Si es que vamos dando pasitos para atrás...
Bueno, entre tanta negritud, alguna uva blanca ha habido en 2011: el anuncio del fin del terror de ETA (o el principio del fin), la primavera árabe y la 'spanish revolution', muestras de que aún hay ganas de luchar por lo que es nuestro, y alguna cosilla más. Pero por desgracia, las buenas noticias son las menos. A ver lo que nos depara el 2012. Aunque como algunos pronostican, lo mismo se acaba el mundo. Feliz año a todos y todas.

    viernes, 9 de diciembre de 2011

    Romancero de la crisis

    Viñeta de Forges en El País
     
    Ni sube el corazón,
    Ni baja la tragedia.
    Ni cambia la canción,
    Ni muere la epidemia.

    No vamos a mejor,
    Más bien muy al contrario.
    Hay déficit de amor
    Y superávit de calvario.

    Esta crisis, que es eterna,
    Para algunos es un chollo.
    Véase el yerno y la ‘yerna’…
    ¡Es muy ‘Real’ mi mal rollo!

    Mientras que no cambie el cuento,
    Ni los que viven de él,
    Seguiré lanzando al viento
    Versos con sabor a hiel.

    Versos que pidan justicia.
    Versos que pidan trabajo.
    Para arrancar la avaricia
    Y la mentira de cuajo.

    Este blog es mi trinchera,
    Mi munición la palabra,
    En esta lucha pendenciera
    Contra esta crisis tan macabra.

    Viñeta de Vergara en Público

    viernes, 2 de diciembre de 2011

    ¡¡¡El parado 5 millones!!!

    Viñeta del genial Mingote

    Según la última encuesta de la EPA (más fiable que los últimos datos del Ministerio de Trabajo, muy desalentadores no obstante), estamos a tan sólo 21.700 personas de llegar a los cinco millones de parados. Y presuponiendo que vamos a llegar a esa cifra, la pregunta que se plantea es ¿quién será “el parado 5 millones”? El ‘afortunad@’ podría recibir un premio como hacen en los supermercados o en otros establecimientos con el cliente un millón: «Enhorabuena, es usted “el parado 5 millones”. Le obsequiaremos con unas largas vacaciones totalmente pagadas por usted mismo».

    Resultaría paradójico y curioso que, ahora que Zapatero se queda sin trabajo, el todavía presidente del Gobierno se convirtiera en “el parado 5 millones”. Ya me imagino sus declaraciones: «No estoy en paro, estoy sufriendo una fase de desaceleración drástica pero temporal de mi actividad laboral». Pero puestos a suponer, me encantaría que fuera el Rey el que ocupara tan honorífico lugar.
    -    Don Juan Carlos, España es ahora republicana, ¿cómo piensa ganarse la vida, ahora que se le ha acabado el chollo?
    -    Le diré a mi yerno que me busque un puestecito en Noos

    Aunque, teniendo en cuenta que Zapatero deja de ser presidente, habrá muchos tertulianos de Intereconomía, Libertad Digital, esRadio, Telemadrid y otros tantos que se quedarán sin trabajo porque no tendrán a quien criticar (léase insultar). Ya me los imagino llamando al telefonillo de la nueva casa de Zapatero:
    -    José Luis, vete ya.
    -    Si yo ya no soy presidente.
    -    Pues vuelve a serlo y presenta la dimisión, que seguro que tienes la culpa de algo que está pasando en algún sitio.

    En fin... ¡¡¡país este!!!!

    lunes, 21 de noviembre de 2011

    Las elecciones, en clave cultural


    Como si el guión de la jornada electoral lo hubiera escrito García Márquez, la noche del 20N fue para el PSOE la Crónica de una muerte anunciada. Una muerte anunciada o un suicidio previsible tras el brutal giro a la derecha del Gobierno de Zapatero. Rubalcaba, que podría gritar “¡Qué he hecho yo para merecer esto!”, tenía menos posibilidades de éxito que yo con Scarlett Johansson. Pero es que El hundimiento ha sido mucho mayor de lo esperado. El peor resultado de su historia.

    Y mientras en Ferraz se leía a García Márquez, en Génova se decantaban por un nuevo libro de la versión de la serie juvenil de Elvira Lindo: Marianito Gafotas: Mola ser jefe.Y es que Rajoy, que seguro que ayer se pasó el día cantando “ya era hora, ahora me toca a mí”, no debía caber en sí de gozo tras conseguir el mejor resultado en la historia del PP. Un resultado que se lo debe fundamentalmente a Zapatero, por su pésima gestión de la crisis. Tal vez debería don Mariano meterse en la piel de Rosendo y cantarle a su antecesor: “prometo estarte agradecido”.

    Y qué decir de Izquierda Unida (un poco menos ‘Hundida’ ya), que ha vivido su particular ‘Risorgimento’. Cayo Lara ha debido sentirse como Ulises, por La Odisea que ha supuesto la recuperación de su grupo. O Rosa Díez, para quien debe ser un Crimen y castigo ser el partido al que más le cuesta conseguir un diputado. Seguro que UPD, IU, EQUO (215.776 votos = 0 escaños), Partido Andalucista (76.852 votos = 0 escaños), y demás partidos pequeños, indignados con el sistema electoral, no pararán de escuchar estos días el disco de Extremoduro Yo, minoría absoluta.

    Por otro lado, la extrema derecha cambió ayer la peregrinación al Valle de los Caídos por la peregrinación a las urnas (muchos votan aunque no sean demócratas). Para ellos, en España Vuelve a amanecer. Resulta curioso que la derecha regrese al poder un 20N. Tal vez ahora los votantes de izquierdas lo vean todo Azul oscuro, casi negro. Y los mercados, por su parte, seguirán a lo suyo. Para ellos “la vida sigue igual”, porque continuarán imponiendo su política de Evasión (fiscal) y Victoria.

    Lo que está claro es que la persistencia ha tenido recompensa y Don erre que erre (Mariano Rajoy) será el próximo presidente del Gobierno. En el PP están contentos. En el PSOE, tristes. Pero su derrota no es más que la consecuencia de un Camino a la perdición que ellos mismos empezaron con sus políticas anti-ciudadanas y pro-mercados. Ahora sólo les quedan dos opciones: evocar victorias pasadas mientras cantan “cuando fuimos los mejores”, o mirar al futuro y pensar en una respuesta convincente cuando sus hijos les pregunten “Papá, ¿por qué somos del PSOE?”.

    Fuente: Viñeta de Puebla en lainformación.com

    martes, 15 de noviembre de 2011

    Las telarañas en los bolsillos de... (I)

    Como ya dije hace tiempo, los casi cinco millones de parados nos dan cinco millones de razones para gritar y desahogarnos. En este blog os damos la oportunidad para que lo hagáis, y el primer grito me llegó hace unos días. Es el caso de Alfonso. Mejor que lo cuente él mismo:

    Hola, me llamo Alfonso. Soy periodista, aunque no ejerzo. También soy maestro, pero tampoco ejerzo. Llevo en el paro un año y tres meses. Desde agosto de 2010, cuando terminó mi contrato en el grupo Vocento. Desde entonces no he parado de echar un currículum tras otro… pero nada. He tratado de suplir la falta de trabajo con cursos del INEM. Aunque esa formación no me ha permitido encontrar un trabajo posteriormente.
    En todo este tiempo he hecho varias entrevistas. Algunas con garantías de contratación, otras no. Algunos me decían ya te avisaremos, tanto si te cogemos como si no, pero nunca me avisaban. El colmo de los colmos lo viví con una revista de biotecnología de la que iba a formar parte. Estaba ya todo hecho, pasé la entrevista y dejé los datos y documentación necesaria para formalizar el contrato. Dijeron que me avisarían en unos días para empezar a trabajar, pero el tiempo pasaba y no me avisaban. Finalmente me llamaron, pero para decirme que la revista había cerrado (sólo vio la luz el primer número).

    Siguen pasando los meses y nada mejora. No cobro paro, ni ningún tipo de subsidio. Me mantengo gracias a la ayuda económica de mis padres. La situación es dramática. He decidido irme fuera de España a probar suerte y buscar un trabajo. Pero mientras esa fecha llega, quiero currar de lo que sea. Sin embargo, hasta las mismas ETTs te piden experiencia en un determinado sector sólo para poder dejar el currículum. Es muy triste.

    Hace un par de meses me salió un pequeño trabajo como vendedor de seguros. Se trata de un contrato mercantil como agente colaborador. Para quien no lo sepa, un contrato mercantil significa que no tienes sueldo. Tu única fuente de ingresos son las comisiones que te llevas por las pólizas emitidas. Lo cual hasta la fecha deja un triste balance de 30 euros por tres seguros vendidos.

    No sé cuánto durará todo esto, pero no tiene pinta de mejorar pronto. De todas formas, gracias por darme la oportunidad de utilizar este blog para desahogarme y contar mis penas. Unas penas que sé que comparto con mucha gente (muchos, peor que yo), a los que anime a que cuenten las suyas.

    Un saludo.

    Recordad que si vosotros también queréis contar vuestra historia, sólo tenéis que mandadme un mail a esta dirección: juanpalomosinmiedo@gmail.com

    viernes, 28 de octubre de 2011

    Huuuuyyyyyyyy!!!!!!!!!!!!!!


    ¡¡¡¡Huy, huy, huy, huy!!!! ¡Por qué poco! Hemos estado a punto, al borde de los cinco millones de parados. Tan sólo 22.000 personas (¡qué egoístas ellos!) nos han privado de llegar a esa cifra tan bonita y redonda. Hoy han salido los datos de la EPA (que no significa “Escuela Pública Acabada”, ni “Estamos Parados pero Alegres”, sino que es la Encuesta de Población Activa) y resulta que en España hay ya 4.978.000 humanoides en situación de desempleo. Una cifra récord. El 21,56% de la población, que se dice pronto, oiga, está sin trabajo. Sí señor, campeones del mundo en desempleo. Si es que somos los mejores.

    Ironías al margen, estos datos indican que no sólo no vamos a mejor, sino que es que vamos a peor. Como ya propuse allá por el mes de abril, los españoles tenemos cinco millones de razones para alzar la voz, para gritar, para quejarnos de la alarmante situación que está viviendo nuestro país. Por eso os recuerdo, queridos lectores, que aquí seguís teniendo un hueco para reflexionar, quejaros, compartir vuestras experiencias, vuestras penas y vuestras alegrías en el mundo laboral. Así que os animo que me mandéis vuestras historias aquí: juanpalomosinmiedo@gmail.com

    Pero el problema no acaba en esta cifra de paro. Porque mientras cinco millones de personas están sin trabajo (o estamos mejor dicho, porque yo tras un breve periodo laboral he vuelto al desempleo), en este país pasan cosas tan lamentables como éstas:

    La Unión Europea dice que la banca española necesita una recapitalización de 26.000 millones de euros. Los ilustres señores banqueros han reaccionado diciendo que no va a ser necesaria una nueva ayuda del Estado para hacer frente a esta exigencia. Pero, visto lo dicho en otras ocasiones y lo que pasó después, yo no me fiaría mucho de estos señores.

    La CEOE pide (o más bien exige y veremos a ver si después amenaza) al próximo Gobierno más recortes, despido más barato, copago en los servicios públicos, bajarle los impuestos a los más ricos y otras barbaridades semejantes.




    Rajoy amenaza con quitar el seguro de desempleo. O al menos con modificarlo, o no se sabe muy bien qué, porque no ha concretado. Ha lanzado la piedra y ha escondido la mano. Que ya tendrá tiempo de enseñar sus garras tras el 20-N.



    Y por lo demás, siguen los recortes en sanidad y educación, y los de abajo vemos cada vez más lejos a los de arriba.

    sábado, 22 de octubre de 2011

    Octubre Verde

    Verde que te quiero verde.
    Verde que inundas la calle.
    Verde que gritas al cielo.
    Verde que luchas sin tregua.


    El verde es el color de la esperanza. Pero hay una Esperanza en Madrid a la que no le gusta nada el verde. Porque el verde que inunda las calles madrileñas desde la vuelta al cole es un verde que simboliza la lucha contra los recortes en educación, que clama más enseñanza pública, que pide más profesores... Y claro, como Esperanza hace políticas educativas que van en la dirección contraria, a los madrileños, paradójicamente, la única esperanza que les queda es ‘desesperanzarse’ (o ‘desaguirreizarse’, si se prefiere) y “pedir la cabeza” de la presidenta de su comunidad.

    Pero también hay catalanes, andaluces, castellanomanchegos, extremeños y demás españoles que creen que la educación es un pilar básico de nuestra sociedad y que no merece recibir el maltrato del que está siendo objeto por parte de los gobernantes. Y por eso han llegado hoy sábado miles de personas desde diferentes puntos de nuestra geografía para teñir de verde la capital de España.

    Rememorando aquel octubre rojo de la revolución rusa, este otoño España está viviendo su particular “Octubre Verde”, su particular revolución educativa. Porque en este país hay muchos profesores, alumnos, padres y madres que creen y piden una mayor enseñanza pública y de más calidad. Pero para eso son necesarios más recursos y más medios, porque sin cimientos la casa se cae. Como dijo Pitágoras: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”.

    jueves, 6 de octubre de 2011

    Eufemismos

    La gente emplea constantemente gran cantidad de eufemismos para tratar de suavizar algo que se quiere decir. Es una forma de disfrazar las palabras para que no suene tan mal. Por ejemplo: en vez de decir que alguien es feo, le diríamos que tiene una belleza difícil de apreciar en las distancias cortas y a plena luz del día.

    Pues los políticos, los empresarios, los banqueros... los poderosos en definitiva, utilizan muchos eufemismos, y ahora en tiempos de crisis más que nunca, para enmascarar la realidad o al menos quitarle un poco de dramatismo a la situación. Veamos algunos ejemplos:

    • Para no hablar de privatizaciones (en sanidad, educación, etc.), dicen que se está llevando a cabo una reordenación del sector público (esto se lo escuché el otro día a Griñán -PSOE- y hoy a Bauzá -PP- en Los Desayunos de TVE).
    • Inyectar liquidez a las entidades bancarias para que reactiven el sistema financiero, no es otra cosa que dar dinero a los bancos para que especulen.
    • Malversar es robar, aquí y en Pekín. Pero cuando se habla de mucha cantidad de dinero suena más bonito decir malversación que robo y llamar malversador al ladrón.
    • Cuando se habla de reestructuración en la empresa, es que van a hacerse importantes recortes de plantilla. Para entendernos, que van a despedir a un montón de trabajadores.
    • Zapatero se empeñaba en llamar desaceleración económica a la crisis. Y una crisis es una crisis, y por mucho que se hable de “difícil momento coyuntural”, “debilidad del crecimiento económico” o “brusca desaceleración”, la situación no pierde gravedad.
    • Y claro, por culpa de la crisis se han tenido que rescatar países como Grecia, Irlanda, Portugal y lo que está por venir. Y un rescate no es otra cosa que prestarle al país en quiebra dinero a un interés altísimo para que se endeuden aún más y tarden más tiempo en salir del agujero.
    • Y podríamos seguir diciendo que aquellos que tienen las rentas más altas son los ricachones de toda la vida. O que apretarse el cinturón es privarse de muchas cosas básicas para que otros no se priven de nada. Y que nunca ha habido recortes, sino reajustes presupuestarios. Y así, hasta el infinito y más allá, que diría el de Toy Story.

    jueves, 22 de septiembre de 2011

    ¿Quién quiere ser millonario?

    Fuente: http://mundovisual.blogia.com/temas/humor-grafico.php
    Un millonario es una persona que tiene muchos millones. Un ricachón, como se ha llamado toda la vida. Luego están los multimillonarios y demás personajes de una riqueza estratosférica. Pero, ¿a partir de cuánto dinero podemos decir que una persona es rica o de clase alta?

    Hace muchos años, tener un millón de pesetas era bastante dinero. Hoy día, con esa cantidad (6.000 €) no eres nadie. Más que nada porque un piso puede costar unos 200.000 € (o un poco más o un poco menos, depende de dónde y cómo esté). Pero claro, de ahí a llamar clases medias a aquellos que tienen 700.000 euros de patrimonio, como dice el señor Arturo Fernández (no el de “chatín, chatín”, sino el presidente de la CEOE, la patronal para entendernos), hay un paso enorme.

    El impuesto de patrimonio que pretende recuperar el Gobierno afectará a unas 160.000 personas cuyos bienes superan los 700.000 €. Es decir, casi 120 millones de pesetas, que se dice pronto. Si esto no es ser rico, que baje Dios o Alá o Buda o el que sea y lo vea. Porque si estos señores son clase media, yo soy poco menos que un paria. Y los que ‘infraviven’ en el llamado cuerno de África con menos de un euro al día, ¿qué son?

    A personajes como Arturo Fernández o Emilio Botín tendría que darles vergüenza salir en televisión diciendo que están en contra de este impuesto porque les afecta a ellos. Ellos que son tan de ‘clase media’ (no se me ofenda usted, Sr. Fernández), tan luchadores, que se han pasado toda la vida trabajando y ahorrando para conseguir unos dinerillos con los que sobrevivir… Y ahora, por tener 700.000 eurillos de patrimonio quieren hacerles pagar más impuestos. Pero, ¿dónde vamos a llegar?

    Haciendo un poco las cuentas de la vieja, podríamos realizar un cálculo fácil y rápido. Con un sueldo de mileurista, harían falta 700 meses para alcanzar los 700.000 euros de patrimonio. Por supuesto sin comer ni nada de eso, que no estamos para gastos superfluos. Y 700 meses suponen más de 58 años trabajando. Bien, a este ritmo todos podemos ser clase media. En conclusión: ¡¡¡¡¡cuánta falta haría un Robin Hood del siglo XXI!!!!!

    martes, 6 de septiembre de 2011

    ¡¡¡- POLICÍA + EDUCACIÓN!!!

    Fuente: laoveja100.wordpress.com
    Uno de los cánticos más repetidos por el movimiento 15M es el que dice así: “¡¡¡menos policía y más educación!!!”. Nunca estuve totalmente de acuerdo con este grito porque si bien creo que la educación pública va de mal en peor, no por ello hay que culpar a los cuerpos de seguridad del Estado. Sin embargo, tras las últimas manifestaciones a las que he acudido he comprendido el verdadero sentido de este lema.

    La persecución de la que es objeto el ciudadano que se manifiesta para exigir sus derechos, con un despliegue policial como si fuésemos terroristas, choca frontalmente con la cada vez mayor escasez de recursos y de profesionales para temas tan esenciales como el educativo y el sanitario. Los recortes en la sanidad pública catalana o el ataque que está sufriendo la educación pública madrileña (y lo que está por venir en el resto de comunidades), son de juzgado de guardia. Se aumenta la partida policial para luchar contra manifestaciones cívicas y justificadísimas, mientras se reduce el profesorado de forma brutal. ¿Es o no es esto un ataque frontal al sistema público?

    Otro tema es las cada vez más crecientes y preocupantes actuaciones violentas de las fuerzas del orden (en ocasiones más bien del desorden). Parece que hay algunos agentes bastante sedientos de sangre y de palos que empañan la buena actuación de otros compañeros. Tal vez habría que adaptar el lema y decir: “- poliZías (con Z de NAZIS) y + policías (con C de CIVISMO)”, o “menos policías malos y más policías buenos”. O quizás: “menos policías sin educación y más policías con educación”.

    En resumen, que la seguridad es necesaria para un país, pero la sanidad y la educación lo son aún más. Y en Madrid, en Cataluña y cada vez en más puntos de nuestro país se está atacando frontalmente a estos dos pilares fundamentales de nuestra sociedad. Detrás se esconde un preocupante trasfondo de privatización de todo lo público. Y es que parece que nuestros dirigentes se están empeñando últimamente en saltarse las reglas ortográficas y escribir SANIDAD con $ y EDUCACIÓN con €.


    martes, 23 de agosto de 2011

    Mamá, ¡quiero ser peregrino!

    Consecuencias de la JMJ / Imagen de twitter
    Si hoy me preguntaran hoy qué quiero ser de mayor, respondería que quiero ser peregrino. Que por qué, se preguntaréis. Pues muy sencillo. Después de ver las ventajas y facilidades dadas a todos aquellos fervorosos seguidores de Dios en la Tierra (aunque Benedicto tiene aspecto más bien de ángel caído) en su visita a España, me he dicho: “vaya, esto de ser peregrino es un chollo. Todo son ventajas”.

    Por ejemplo, imaginemos por un momento que yo soy alemán, francés o italiano y que tengo interés en visitar Madrid. Me entero de que en agosto son las Jornadas Mundiales de la Juventud y que hay descuentos grandísimos para los peregrinos. Pues cojo y me pongo el disfraz de peregrino, consigo uno de esos carnets que son como una llave mágica que todo lo abre y hago turismo por la capital de España a un precio irrisorio. Si ya lo dijo Fraga: “Spain is different”.

    Entre los descuentos enormes en el transporte público, la entrada gratis en museos y monumentos, los cheques de ahorro en bares y restaurantes, el alojamiento gratis en colegios, polideportivos, iglesias y otros lugares públicos, y otras ventajas económicas más, hacer turismo por Madrid ha sido una ganga para más de un millón de personas. Y aunque bien es cierto que se ha ingresado bastante dinero, si se hubiera tratado a los peregrinos como otro turista más, los beneficios habrían sido tres, cuatro o hasta cinco veces más. Y eso, en los tiempos que corren para nuestra economía, hubiera venido muy pero que muy bien.

    Y mientras para los peregrinos todo son descuentos y ventajas, los que vivimos aquí no recibimos más que palos, recortes de derechos, subida de precios y gritos de “¡apretarse el cinturón!”. Y viendo esto y teniendo en cuenta el número de parados que hay y como está todo, a uno le da la impresión de que se ríen de nosotros en nuestra cara. Así que, en vez de artista como decía Concha Velasco, yo canto: “Mamá, ¡quiero ser peregrino!”.

    viernes, 12 de agosto de 2011

    Capitalism: a love story

    Con la que está cayendo últimamente en los mercados financieros, las Bolsas de toda Europa sufren constantes caídas y los especuladores están viviendo su agosto (y nunca mejor dicho) y haciendo temblar a los líderes mundiales, que incluso han tenido que interrumpir sus vacaciones por las contínuas oscilaciones de los parqués mundiales, creo que es un buen momento para ver este documental de Michael Moore.

    Capitalismo: una historia de amor es un documental que merece mucho la pena. Se adentra en las entrañas del sistema capitalista para cuestionarlo seriamente. Es cierto que la cinta es bastante parcial, y el punto de vista del director es poco objetivo, pero no por ello deja de ser interesante verlo para reflexionar sobre la sociedad que estamos viviendo. Y en estos tiempos, más que nunca.

    viernes, 29 de julio de 2011

    La crisis en estado puro

    Crisis es una palabra que llevamos escuchando, como si fuera un estribillo infernal y repetitivo, desde hace unos tres años. De hecho fue la misma crisis y sus consecuencias la culpable de que naciera este blog. Un blog que hoy va a dedicarle un espacio a la crisis más cruel y devastadora, la que están sufriendo los países del llamado cuerno de África. Una crisis humanitaria que demuestra la increíble brecha que hay, y en estos tiempos más que nunca, entre Norte y Sur, Oriente y Occidente, ricos y pobres.

    Cuando hablamos de crisis en los países desarrollados, por el aumento del desempleo, por pérdidas económicas en algunas empresas, por no poder hacer el viaje que teníamos planificaco o por no poder comprarnos aquel coche que queríamos, en el Tercer Mundo deben de sentir vergüenza ajena. CRISIS, así con mayúsculas y en negrita, es que una familia de Etiopía o Somalia viva con un dólar al día (y con menos incluso).

    Cuando se tiene tan poco se sonríe por casi nada

    En España (como en Europa, EE.UU. y otros países de Occidente), la crisis ha provocado situaciones muy graves en algunas familias. Pero es que en países como Somalia llevan en crisis toda la vida, lo único que ahora, debido a la sequía y a la guerra civil, la situación se ha agudizado mucho más. Por eso, que ahora los países del Primer Mundo se pongan la etiqueta de solidarios por dar una ayuda irrisoria e insuficiente a estos países me parece deplorable. Más que ayuda es una propina. Es como una gota de agua en un océano de desesperación, como tratar de poner una tirita a una enorme herida que requiere muchos puntos de sutura.

    Por eso, aunque sea cierto que en el Primer Mundo también hay Tercer Mundo y que esté la cosa bastante mal, es necesario de vez en cuando no mirarse tanto el ombligo y acordarse de que hay otros muchos millones de personas que están mucho peor que nosotros. Os dejo un poema de Calderón de la Barca que resume a la perfección esta situación:

    Cuentan de un sabio que un día
    Tan pobre y mísero estaba
    Que sólo se sustentaba
    De las hierbas que cogía.
    “¿Habrá otro –para sí decía-
    Más pobre y triste que yo?”
    Y cuando el rostro volvió
    Hayó la respuesta viendo
    Que otro sabio iba cogiendo
    Las hierbas que él arrojó.

    martes, 19 de julio de 2011

    Especulando, que es gerundio

    Queridos lectores, en primer lugar pido disculpas porque llevaba ya algún tiempo sin aparecer por aquí pero es que me ha salido un trabajillo de camarero y ando un poco liado. Es un curro veraniego que apenas durará un par de meses o tres, pero durante este tiempo tal vez desatienda un poco más el blog. Y ahora, hablemos de economía.

    Fuente: Territorio Vergara (blog de Público)
    Hay que ver la que está cayendo últimamente con los mercados. Que si la prima de riesgo española se dispara, que si las Bolsas europeas se hunden, que si el segundo rescate a Grecia se aprueba pero no se concreta, que si las agencias de rating califican a los países un poco al tun tun... En definitiva, que esto es un descontrol y a mí me da la impresión que los que tienen el poder financiero y manejan el cotarro, con tanta especulación, se están riendo bastante de nosotros.

    Lo de las agencias de rating, con Moody’s a la cabeza, es de juzgado de guardia. Lo que hacen más o menos es calificar a la baja algunos países, para que estos pidan ayuda a unas entidades que curiosamente guardan bastante relación con esa agencia de calificación. Es como si yo voy a pasar la ITV con mi coche y me encuentran una leve anomalía, y para arreglarlo me hacen ir al taller que hay enfrente que es del hermano del mecánico que me ha atendido anteriormente. O como el ejemplo tan clarividente que pone el dibujante Vergara en la viñeta que ilustra este post. En fin, para mear y no echar gota.

    martes, 5 de julio de 2011

    El supermercado de la calle

    Cuando la necesidad aprieta, uno es capaz de hacer cualquier cosa. Hasta robar para poder comer si se diera el caso. Por eso no es de extrañar que cada vez sea más frecuente ver a la gente rebuscar en los cubos de basura tratando de encontrar algo que poder llevarse a la boca. Antes, esto se asociaba a la mendicidad, pero ahora realizan esta práctica muchas personas que, sin ser mendigos, no tienen dinero para ir al ‘super’ y tienen que acudir a esta especie de supermercado de la calle.

    Recuerdo el estremecedor testimonio que ya puse en este blog, en el que un hombre relataba en la radio las dificultades por las que pasaba para sobrevivir y que tenía incluso que buscar comida en la basura. Son las personas mayores, preferentemente jubilados con una exigua pensión, los que más acuden a los contenedores con bolsas o carritos de la compra como el que va al supermercado de al lado. Y esto, tristemente, se está convirtiendo en algo tan habitual que nos lo estamos tomando con excesiva y preocupante naturalidad.

    Pero la calle no es sólo un lugar al que acudir en busca de comida, la gente también recoge las sillas, sillones y muebles usados que otros desechan. Este tipo de enseres, que antaño despreciaríamos por un pequeño desperfecto, hogaño los acogemos si no están en un estado demasiado malo.

    Y es que estamos viviendo una época en la que la necesidad está cada vez más a la orden del día. Tal es así que no sería de extrañar ver pronto a alguien emular a Charles Chaplin en la película ‘La quimera del oro’ y comerse sus propios zapatos. Bueno, no creo que lleguemos a tal extremo, ¿o sí?



    miércoles, 29 de junio de 2011

    Apadrina un facha

    Triste es de pedir, pero más triste es de robar. Este bien podría ser el nuevo eslogan de Intereconomía, que ni corta ni perezosa está haciendo una campaña solicitando donativos de los espectadores para “salvar” a este canal, adalid de la tolerancia, la ética periodística, el respeto y la educación. “Si creen que la libertad no tiene precio, apóyenos”, es el lema utilizado por la cadena, que se queja de la pérdida de audiencia por la resintonización de la TDT. Sólo les falta que se pongan en la calle con un cartel que diga "dame argo".

    Los de la revista El Jueves, con su ingenio habitual, han creado unos billetes especiales que parodian a algunos de los personajes que aparecen con frecuencia en esta televisión tan ultra-hiper-mega-conservadora. Cómo no serán de conservadores que envasan los alimentos al vacío, después los envuelven en papel de aluminio, en film transparente y los guardan en un tupperware. Cualquier prevención es poca para que los virus judeomasónicos no infecten los excelentes productos que da nuestra madre patria.

    La ‘contracampaña’ de El Jueves, que han bautizado “Salvemos Intereconomía”, y que invito a que le echéis un vistazo y participéis, se une a la de El Intermedio, programa en el que se mofan habitualmente de las astracanadas de la cadena del toro que enviste. El espacio que presenta El Gran Wyoming, se burla de la campaña recaudadora de Intereconomía con la contracampaña “Save the fachas”.

    Yo, que sé lo que es pasar penurias económicas, comprendo perfectamente a Intereconomía. Por eso voy a hacerle a esta cadena una importante donación. Les dono sentido de humor a espuertas, que se ve que están bastante carentes, y grandes dosis de tolerancia y de educación, que también están muy faltos. Y si esto no es suficiente para que subsistan, que se fusionen con Telecinco, que allí la telebasura entra sin llamar.

    lunes, 20 de junio de 2011

    No me llames iluso por tener ilusión

    Fuente: elmundo.es

    La fe mueve montañas y la esperanza es lo último que se pierde. Por eso la gente volvió a salir ayer a la calle movida por un mismo y poderoso motor: la ilusión. Ilusión por cambiar las cosas, ilusión por luchar por lo que nos pertenece, ilusión porque la calle no se calle nunca más y nuestras voces, cargadas de razón y de sensatez, se escuchen y sean tenidas en cuenta de una vez por todas. 

    Y es esa ilusión de cambio, ese creer que otro mundo es posible, ese hartazgo general el que ha provocado que cientos de miles de personas tomaran este domingo las calles y plazas de toda España para pedir DEMOCRACIA de verdad, con mayúsculas. Una vez ha prendido la mecha, el fuego se está expandiendo cada vez más. Y como rezaba una de las muchas pancartas que vi ayer: “cuando los de abajo se mueven, los de arriba se tambalean”.

    Muchos pensarán que todo esto no va a servir de nada, que al final los que mandan van a seguir haciendo lo mismo. Tal vez sea así, pero ¿no es bonito intentar cambiar las cosas? ¿Acaso no merece la pena recordar el día de mañana todas estas semanas de movilizaciones y de lucha? Además, seguro que a más de un político todo esto le está haciendo reflexionar. Y si no es así, estamos peor de lo que creemos.

    A mí particularmente me emociona mucho todo esto. Y me entusiasma escuchar a gente anónima dar lecciones de economía y de política, hablando con más coherencia y fundamentos que los que nos manejan. Recuerdo hace unas semanas a un señor de 88 años que quiso firmar la solicitud para el sobreseimiento de los detenidos en la manifestación del 15M. El hombre tenía parkinson pero con mucha paciencia logró estampar un extraño garabato en la hoja de firmas. Y aunque el sistema nervioso no lo tuviera muy bien, la cabeza le funcionaba perfectamente y hacía grandes razonamientos.

    Este hombre, llamado Ramón, fue combatiente republicano y luchó por la democracia durante el franquismo. Además creo que dijo que formó parte del primer Ayuntamiento de Madrid. Recuerdo que hizo una reflexión que se me quedó grabada: “Ahora hay democracia, sí. Pero hay democracia para los que siempre la han tenido”. Para mí, sólo por cosas como esta, merece la pena todo lo que estamos haciendo.

    miércoles, 15 de junio de 2011

    Los hijos de la crisis

    Llevamos mi señora esposa y un servidor desde hace ya tiempo dándole vueltas a la idea de tener un hijo. Pero claro, con los tiempos que corren eso de traer un niño al mundo puede estar hasta penado. Con la despensa familiar bajo mínimos, ser padre se me antoja muy difícil a día de hoy. Habrá que esperar tiempos mejores.

    Aunque bien es verdad que eso de la paternidad me hace bastante ilusión, un niño supone muchos gastos, sobre todo porque tienen la extraña costumbre de comer todos los días. Y si un único sueldo ya nos viene bastante justito para los dos, no quiero ni pensar lo que habría que estirarlo si fueran tres las bocas que alimentar.

    Pero quitándole un poco de seriedad y trascendencia al asunto, en estos tiempos que nos está tocando vivir se me ocurren algunos nombres con los que bautizar a los que podríamos calificar como ‘hijos de la crisis’. Por ejemplo, a una niña se le podría llamar María de la Recesión, Inflación María o Am Paro (muy propio para mi situación actual). Y a un niño le vendrían bien nombres como Precario o Euribor José. Ibex tampoco estaría mal, aunque este es más bien nombre de perro.

    Así que si son ustedes de esos padres que les encanta bautizar a sus hijos con nombres ingeniosos, aquí tienen unas pocas ideas. Para algunos serán unos frikis o unos locos; para otros, unos visionarios.

    martes, 7 de junio de 2011

    Islandia, ¿ficción o realidad?


    Había una vez una isla al norte de Europa llamada Islandia, conocida por tener volcanes de nombres raros que obstaculizaban el tráfico aéreo. Un buen día este país, que gozaba de una excelente bonanza económica hasta 2008, vio como las cosas de la noche a la mañana dejaron de ser de color de rosa. Aquel maravilloso mundo de fantasía y felicidad, construido a base de capitalismo feroz y especulación sin freno, se derrumbó.

    Los banqueros quisieron hacer la casa sin cimientos y se les cayó entera. Y ello, cual castillo de naipes, empujó a los diferentes sectores económicos del país a una fuerte crisis: quebraron los tres bancos más importantes, la Bolsa se hundió más de un 70% y el Gobierno pidió ayuda al FMI. Pero entonces, un grupo de irreductibles islandeses salieron a la calle armados con cacerolas y exigieron responsabilidades al Ejecutivo. Dos meses más tarde, el primer ministro islandés, Geeir H. Haarde, dimitió.

    El cambio de Gobierno no contentó del todo a los ciudadanos que seguían sumamente indignados y prosiguieron con su revolución pacífica y silenciosa. Los islandeses se negaron a pagar la deuda de su país y forzaron un referéndum en el que el 93% de la población rechazó poner dinero de su bolsillo para hacer frente a esta deuda. Además se detuvieron a banqueros y altos ejecutivos por ser supuestos culpables del desastre financiero y se creó una asamblea constituyente compuesta por 25 ciudadanos sin filiación política para redactar una nueva Carta Magna.

    Esto, que tiene bastante pinta de cuento de fantasía –y podría titularse Disneislandia-, ha pasado en realidad. De hecho, ya ha sido llevado a juicio el ex primer ministro islandés, Geeir H. Haarde, acusado de “negligencia grave” por no poner remedio a la crisis. Pero claro, todo esto no interesa a nuestro sistema capitalista y por eso este tipo de noticias apenas tienen hueco en los medios de comunicación. Y como lo que no sale por la tele parece que no existe, no es de extrañar haya gente que piense que esta historia es ficticia y que Islandia sólo tiene volcanes de nombres raros.

    jueves, 2 de junio de 2011

    El tiempo como una losa

    Las semanas transcurren sin estímulos ni alicientes. Condenado a una rutina de la nada, a un estancamiento absoluto, los días pasan lentos, pausados, esperando que llegue la noche para que al día siguiente comience otra jornada marcada por la monotonía y la exasperación. Un círculo vicioso de ansiedad y desconsuelo.

    Al pozo del desempleo se puede caer fácilmente, por diversas causas, pero salir de él resulta bastante complicado. Es difícil mirar al horizonte cuando no atisbas ni una pequeña luz a lo lejos. Anclado, varado en medio de la nada, como la barca de un pescador que no se cansa de tender la red una y otra vez y siempre la saca vacía.

    Por esto, por todo esto, me pregunto hasta cuándo puede soportarse una situación así. Yo ya llevo aguantando un año y nueve meses, con alguna esporádica y breve incursión laboral de por medio, apenas reseñable. Y esa falta de motivaciones, esa sensación constante de desánimo es la que te aprisiona y corroe por dentro y hace que el tiempo transcurra como una losa, pesada y fría, que te hunde y te aplasta. Una losa llamada paro que en estos tiempos de crisis se convierte en una carga asfixiante.

    Fuente: http://elchistedemel.blogspot.com

    jueves, 26 de mayo de 2011

    La llamada de la desesperación

    El paro es como una especie de monstruo que te oprime las sienes, que te golpea y sacude con virulencia y que te termina asfixiando. Estar desempleado durante mucho tiempo te provoca que pases por etapas realmente duras. Hay veces que te encuentras alegre y con buen estado de ánimo, pero en la mayoría de ocasiones cunde el desánimo y la desesperación. Apenas si te quedan fuerzas para luchar porque por dentro estás roto, desmoralizado, hundido.

    Yo, que soy parado de larga duración, sé de lo que hablo. Pero afortunadamente mi pareja me ayuda en los peores momentos, y su trabajo nos permite seguir viviendo, o sobreviviendo mejor dicho. Sin embargo, hay casos realmente dramáticos, como el de este señor que llamó al programa de Luis del Olmo para contar un testimonio realmente estremecedor.


    Este hombre, que llamaba desde Las Palmas, contaba como a su edad no le daban trabajo en ningún lado, que lo único que tenía era la ayuda al desempleo de los 420 euros, y se sentía desesperado porque encima el Gobierno iba a quitar este subsidio. Para colmo de males vivía solo y tenía que buscar en la basura para poder comer.

    En casos como este es donde se nota realmente la crisis, con toda su crudeza. Es un testimonio sobrecogedor que más de un político debería escuchar para ver si le remordía un poco la conciencia. Y a ver si de esta forma dejaban de hacer política de salón y hacían más política de calle, escuchando al ciudadano.

    Aprovecho la ocasión, queridos lectores, para animaros a que me contéis vuestras historias, anécdotas o testimonios sobre la crisis. No tienen porqué ser tan espeluznantes como este, pueden incluso ser casos positivos o esperanzadores, que supongan una importante ola de optimismo en el momento actual. Así que ya sabéis, si tenéis una historia que contar, o conocéis alguna que merezca ser escuchada/leída, este es vuestro rincón.

    Este es mi correo electrónico: juanpalomosinmiedo@gmail.com

    lunes, 23 de mayo de 2011

    Y ahora, ¿qué?

    Llevaba pensando un rato si dedicar esta entrada postelectoral a comentar la aplastante victoria del PP y el hundimiento del PSOE o no malgastar nada de mi tiempo en este asunto y hablar sólo del movimiento ciudadano que surgió en este país hace ya una semana. Al final, he optado por hacer un batiburrillo con los dos asuntos.

    Que el PSOE se iba a pegar una hostia importante estas elecciones era evidente. Lo que pasa es que ni ellos se esperaban que fuera tan grande. Y el PP tampoco creo que esperara un éxito tan rotundo. De ahí su euforia. Tal era el éxtasis en Génova, que los militantes y simpatizantes de la gaviota gritaban enloquecidos: “esto es democracia y no lo de Sol”. En fin, si ellos consideran democracia únicamente a introducir un sobre en una urna, deberían hacérselo mirar.

    Lo que es bastante preocupante es la cantidad de votos en blanco y votos nulos que se han emitido en estas elecciones. Casi un millón en total, lo que sumado al abstencionismo, arroja unas cifras de descontento en la población que deberían de suponer un toque de atención para la clase política. Pero claro, ellos siguen a lo suyo, mirándose su ombligo.

    Pero mientras la alegría invadía Génova y la tristeza Ferraz, en Sol se hacía una sentada y se guardaba un minuto de silencio que finalizaba con un grito ensordecedor y los cánticos habituales coreados estos días. Aunque después de un intenso fin de semana, la céntrica plaza madrileña está ahora más solitaria y se nota ya el cansancio y cierto desánimo en el ambiente. Tal vez ha llegado el momento de reinventarse, de dar un paso más en la lucha y las reivindicaciones. Es el momento de hacer más ruido, de manifestarse frente al Congreso o de llevar las propuestas surgidas en las asambleas a las instituciones. En definitiva, tratar de ir un poco más allá para que se nos escuche de verdad. ¿Cómo? Esa es la cuestión fundamental. Pero lo importante es avivar el fuego, porque la chispa ya ha prendido.

    jueves, 19 de mayo de 2011

    Sonetos revolucionarios

    La madrileña Puerta del Sol, abarrotada de gente. / Fuente: Reuters

    Sirvan estos sonetos revolucionarios para mostrar mi apoyo y mi unión incondicional a este movimiento social que está golpeando en las conciencias de los ciudadanos de bien, que están hartos de la situación en la que estamos. Hartos de la precariedad laboral, de los niveles de paro, de la imposibilidad de acceder a una vivienda digna, de los recortes en los derechos fundamentales, de los abusos de la Banca y las traiciones del Gobierno. A todos ellos, mucho ánimo y adelante con las protestas.


    I

    “¡La democracia es una falacia!”,
    Claman los ciudadanos indignados,
    Que se sienten dolidos y estafados
    Por la falta real de democracia.

    Hacen política con fundamentos,
    Sabiendo que está en juego su futuro.
    Y aunque el camino sea largo y duro,
    Les sobran razones y argumentos.

    ¡Qué románticas son las utopías!
    ¡Qué bonito es luchar por lo que es tuyo!
    ¡Qué bella esta incipiente revolución!

    Y ahora, qué dirán sus señorías,
    Si harta de la gaviota y el capullo
    Ha explotado por fin la población.


    II

    Son cinco los millones de parados.
    Son cinco los millones de razones
    Para que estallen las revoluciones,
    Para que alcen su voz los indignados.

    El pueblo ha despertado del letargo.
    Despiertan las conciencias de la gente,
    Que pide un futuro más decente
    Y un presente que sea menos amargo.

    ¡Basta ya de reírse de nosotros!
    Esta crisis la pagaréis vosotros.
    Vosotros, los malditos responsables.

    Banqueros, gobiernos y empresarios,
    Que no escatimáis en vuestros salarios
    Y robáis el alma a los miserables.

    lunes, 16 de mayo de 2011

    Democracia, estás como ausente

    La democracia está en la UVI. Como ya dijimos en este blog, se encuentra herida de muerte, esperando un milagro que no llega. Pero aún hay unos cuantos cirujanos que no se resignan y luchan por mantenerla con vida. Cirujanos como los que salieron a la calle ayer, 15 de mayo, en varias ciudades españolas mostrando su cabreo, su indignación y su inconformismo. Hartos de ver que la crisis la paguen siempre los mismos, que los políticos, banqueros y empresarios se rían del pueblo, decidieron gritar “¡basta ya!” a todos aquellos que nos toman por payasos o marionetas.

    La iniciativa, promovida por la plataforma ‘Democracia Real Ya’, y con la participación de otros grupos ciudadanos como ‘Juventud Sin Futuro’ o ‘Ecologistas en Acción’ entre otros, tenía como objetivo mostrar el malestar general de la ciudadanía ante el panorama político y social actual, tan degradante y denigrante para el pueblo, que siempre es el que paga los platos rotos. En la multitudinaria manifestación de Madrid (yo no me esperaba que hubiera tanta gente), no se vieron partidos políticos ni sindicatos. Tan sólo había ciudadanos de a pie, de diferentes ideologías y creencias, pero unidos por una misma causa: la sensación unánime de que esto no puede seguir así, que hay que cambiar las cosas.


    El colectivo predominante eran los jóvenes. Unos jóvenes que ven como le niegan el presente y le roban el futuro, mientras los tachan de ‘generación NI-NI’ o ‘generación del botellón’. Una juventud que tiene que aguantar los exabruptos de una sociedad que le acusa de pasotismo y pasividad mientras le da la espalda continuamente. Jóvenes con varias carreras y con idiomas, pero que sólo pueden aspirar a contratos basura, donde predominan la temporalidad y la precariedad, o a becas de larga duración y poca remuneración. Por eso salieron a la calle, para escupirles sus verdades a todos los hipócritas que los llaman “sobrecualificados” y les niegan un contrato digno.

    Pero en la manifestación del 15M no había sólo jóvenes, también habían hombres y mujeres de mediana edad, algunos padres con sus hijos, y algún que otro abuelo. Fue un acto pacífico pero contundente, donde se escucharon gritos contra los banqueros y los políticos, contra el bipartidismo, contra el capitalismo, o arengas a favor de la revolución tales como “se va a acabar la paz social”, “lo llaman democracia y no lo es”, “PSOE y PP la misma mierda es”, o “el pueblo unido jamás será vencido”. Y pancartas, muchas pancartas, con mensajes como: “Sin luchar, ni pan ni libertad”, “Juventud, ¿divino tesoro?”, “Rebeldes sin casa”, “Violencia es cobrar 600€”, etc. Pero sin duda, me quedo con la frase que llevaba escrita una chica en la espalda y que sentenciaba, parafraseando a Neruda, “me gustas, democracia, porque estás como ausente”.

    Para concluir este extenso y necesario post, que hoy más que nunca es un alegato y un alarido por la dignidad y la libertad, dejo aquí un fragmento de un poema de cosecha propia que concluye así:

    La libertad es una flor
    Que enrejada se marchita.
    La libertad es una luz
    Que sepultada se apaga.
    La libertad es esa voz
    Que si está dormida muere.

    video

    miércoles, 11 de mayo de 2011

    Sumergidos en economía

    Fuente: http://ecomon.blogspot.com 
    Si con casi cinco millones de parados, en este país no se echa la gente a la calle, aparte de porque nos hemos aburguesado bastante y somos un poco conformistas, pueden haber otros motivos. Y es que aquí, quien más quien menos se saca unos pocos eurillos haciendo chapucillas en negro. Que si fulanito me ha pedido que le arregle el ordenador, que si voy a casa de menganito y le doy clases particulares a sus hijos, que si le limpio la casa a los señores de "Nosequé". Esto es lo que viene a llamarse economía sumergida.

    En España, la economía sumergida supone en torno al 17% del PIB. Algunos hablan incluso del 20%. Yo no soy economista, pero tanto una cifra como la otra me parecen elevadísimas. Pero claro, es que en este país nos encanta la picaresca. Eso de estar cobrando el paro y haciendo algún que otro trabajito de ‘extrangis’ nos viene en la sangre. Si el Lazarillo de Tormes, el Buscón de Quevedo o la Lozana Andaluza eran de aquí, ¿qué quieren que le hagamos?

    Pero la pregunta existencial que yo me hago es que si la economía sumergida está sumergida, ¿cómo saben cuánta hay? ¿Cómo pueden medirla si son actividades que no se declaran? En fin, mientras alguien es capaz de resolverme esta cuestión, yo me voy, que me ha dicho mi cuñado que a ver si puedo arreglarle… ¡Uy!, casi se me escapa. Hasta otra, picarones.

    viernes, 6 de mayo de 2011

    Había una vez un circo

    Damas sin tablero y caballeros sin caballo, sean todos bienvenidos al mayor espectáculo del mundo: ¡el circo!. La campaña electoral ha abierto sus puertas y en dos semanas veremos desfilar por las pantallas españolas un amplio abanico de payasos, titiriteros, saltimbanquis, funambulistas y fieras temibles hábilmente disfrazadas de corderos para la ocasión. Los políticos se ponen sus mejores galas para este espectáculo circense sin precedentes que ríase usted del ‘Cirque du soleil’.

    Pero qué sería de unas elecciones sin los políticos tirándose los trastos a la cabeza al estilo de las discusiones de patio de colegio. Si es que son como niños: “Eso lo serás tú”. “Y tú más”. “Pues tú mucho más”. “Pues tú infinito”. “Y tú infinito más uno”. “Rebota, rebota y en culo explota”. No me digan que son para comérselos; o para echarlos a los leones, que eso sí que daría espectáculo.


    Ver Mapa de Corrupción por Partidos Políticos en un mapa más grande

    Para mayor disfrute-nauseas del espectador, este año el circo electoral tiene más atracciones que nunca. Y es que la cantidad de imputados por corrupción en unos partidos y otros es demencial. Hay corruptos repartidos por toda nuestra geografía. Ante tal panorama no es de extrañar el descontento y malestar de los ciudadanos con una clase política que cada vez tiene precisamente menos clase. Todo esto hace prever un triunfo aplastante de una tal abstención el próximo 22 de mayo. Pero bueno, no adelantemos acontecimientos que esto no ha hecho más que empezar. Pónganse cómodos y compren palomitas por la que función ha comenzado.


    miércoles, 4 de mayo de 2011

    ¡Muchas felicidades, currelantes!

    Felicidades, currantes de España. Vosotros sois los que levantáis este país. Por ahora sois mayoría; pero, ¡ojo!, que los parados os estamos ganando terreno. Llego un poco tarde para felicitaros por el día del trabajo, pero es que tampoco veía muchos motivos para hacerlo. Sin embargo, ahora que se han dado a conocer nuevos datos sobre el paro, me he dicho: “Juan, haz una entrada sobre este tema”. Y a ello que me he puesto.

    Resulta que en el mes de abril el paro bajó en 64.309 personas. Con lo cual el número de desempleados es de 4.269.360 españolitos. Y yo, que no entiendo mucho de estos temas, me he preguntado: “¿Pero cómo es posible esto si el viernes dijeron que había casi cinco millones de parados?”. Pues porque resulta que los datos que han dado hoy son del Ministerio de Trabajo, elaborados según las listas de los servicios públicos de empleo (el INEM de toda la vida), que cuenta la gente registrada en sus oficinas. Mientras que los datos del viernes son de la Encuesta de Población Activa (EPA), que se trata precisamente de una encuesta en la que le preguntan a la gente si trabaja o no independientemente de si están apuntados al INEM.

    Pero, datos variopintos y letra pequeña aparte, lo que interesa realmente es que el paro continúa a unos niveles altísimos y preocupantes. Y claro, me pregunto si los sindicatos, con Méndez y Toxo al frente, aún siguen con ganas de celebrar el día del trabajo. ¿No deberían dejar aparcada esta festividad y luchar más por los obreros convocando más manifestaciones y alguna que otra huelga general? Porque como sigamos así, el año que viene no va a haber gente suficiente para soplar las velas de la tarta del 1 de Mayo. Tarta que por cierto, siempre se comen los mismos: sindicatos, gobierno y empresarios. Y al resto, ni las sobras. Como dice Carlos Cano en ‘La murga de los currelantes’: “se acabe el paro y haya trabajo…”


    viernes, 29 de abril de 2011

    Cinco millones de razones para gritar

    Hoy estoy enrabietado, cabreado, furioso. He pasado de una fase en la que estaba un poco hundido, a que la ira me inunde y me levante en volandas. España tiene casi cinco millones de parados. Se dice pronto, pero es una barbaridad. La cifra es vergonzosa, humillante, indignante, aunque a veces nos lo tomemos con humor. Pero yo no me explico cómo es posible que habiendo 1 de cada 5 españoles sin trabajo, aquí no pase nada. Ya está bien. Es hora de salir a la calle y gritar que estamos hartos. Tenemos cinco millones de razones para hacerlo.

    ¿Qué pasa, que en este país sólo se sale a la calle si España gana un mundial? Nos están lavando el cerebro. Los medios de comunicación dedican más tiempo a la boda del hijo del orejón (Guillermo creo que se llama el muchacho), a las chorradas que dice Belén Esteban o al empacho de Madrid-Barça, que a un problema tan alarmante como el paro. Y nosotros picamos el anzuelo y nos quedamos en casa embobados delante del televisor, anestesiados, alienados, como si aquí no pasara nada.

    Viñeta de Forges sacada de http://sarasanchezlopez.blogspot.com

    Pues yo me he propuesto poner fin a ese mutis por el foro, a este silencio colectivo, que tanto nos está perjudicando, y he decidido utilizar este recién nacido blog a modo de altavoz para todo aquel que tenga alguna queja que hacer, algo que gritar, alguna reflexión, pensamiento o crítica que le esté quemando por dentro. Porque los empresarios, los banqueros, el gobierno, la oposición y los políticos de este país deben saber que tenemos cinco millones de razones para alzar nuestra voz y escupirle las verdades a la cara. Basta ya de conformismo, es hora de moverse.

    Así que os invito a que me contéis vuestras historias, anécdotas y quejas, para que las vaya poniendo aquí poco a poco. Tanto si sois parados de larga duración o de duración indeterminada, como si tenéis actualmente trabajo pero estáis con la soga al cuello. Quiero que me contéis las penurias que pasáis para salir adelante, los malabares que tenéis que hacer para llegar a fin de mes, las entrevistas más extrañas que os han hecho o las nulas entrevistas que habéis tenido últimamente, las excusas más inverosímiles que os han puesto para no contrataros o los despidos masivos o indiscriminados de los que habéis sido testigos o habéis formado parte. También tendrán cabida los testimonios positivos, los pequeños éxitos logrados, las ideas innovadoras que hayáis tenido o esa llamada esperanzadora que al final llegó y os hizo ver la luz al final del túnel. En definitiva, quiero que me contéis vuestras historias o las de vuestros allegados. Damas y caballeros, ha nacido el blog interactivo. Bienvenidos.

    Contadme vuestras historias a través de un comentario o por correo electrónico: juanpalomosinmiedo@gmail.com

    miércoles, 27 de abril de 2011

    Plutocracia Vs Democracia

    Fuente: http://subelaguardia.blogspot.com/
    Damas y caballeros, bienvenidos a este largo combate que se está desarrollando en el ring de Hispania y que se está dilatando en exceso. A la derecha, con calzón azul, de lujosa seda, y botines negros, como su corazón, la Plutocracia*. A la izquierda, con calzón rojo y sin botín alguno, porque se ha quedado sin zapatero, la Democracia**.

    Afrontamos ya el enésimo asalto y hasta ahora la Plutocracia está venciendo claramente por puntos a la Democracia. Su brutal golpe de derechas, con esos enormes puños de acero, está haciendo mella en un rival agotado física y psíquicamente pero que se resiste a tirar la toalla. La moral de la Democracia está baja, porque ha visto como los siempre necesarios gritos de ánimo de su afición han cesado. La gente no reacciona, calla y asume la presumible derrota de su boxeador preferido.

    El combate es intenso y sangriento. No hay tregua posible. Se rumorea que la Plutocracia ha sobornado al árbitro para que haga la vista gorda ante los continuos golpes bajos que está dando al contrario. Por su parte, la Democracia no está consiguiendo conectar su potente gancho de izquierdas, su arma más poderosa. Ante tales circunstancias, muy difícil lo tiene para salir victoriosa de esta batalla.

    Atención porque la Plutocracia acaba de recibir una fuerte inyección de liquidez. Veremos si consigue pasar el control antidoping. Por el momento, la jugarreta ha sido descarada y el árbitro no ha dicho nada. Y ahora acaba de propinar un tremendo pensionazo directo al rostro de la Democracia. Sigue el aluvión de golpes bajos de la Plutocracia en forma de EREs, despidos, bajada de sueldos y recortes sanitarios, educativos y de derechos laborales, que están perjudicando seriamente a su rival. Señoras y señores, la Democracia acaba de caer al suelo. El KO parece inminente...

    Por nuestra parte, lo sentimos, pero se nos ha acabado el tiempo y tenemos que devolver la conexión. Seguiremos informando de todo lo que acontezca en el transcurso de este largo y duro combate.

    (*) Plutocracia: Gobierno de los ricos
    (**) Democracia: Gobierno del pueblo



    Fuente: http://cronicasbarbaras.blogs.com/

    sábado, 23 de abril de 2011

    Para penitencia la mía

    Imagen sacada de orange.es
    Después de más de año y medio en el paro (creo que son ya 20 meses lo que llevo), comprenderán que uno no esté para muchas fiestas. De hecho es que pocos lujos me puedo permitir, por mucha Semana Santa que sea. Así que por esta vez me he quedado en casa y no me he ido de vacaciones a ningún lado, que no está la cosa para muchos gastos.

    Ante tal panorama, mi semana de pasión la estoy viviendo con mi señora esposa en nuestro humilde hogar. Tranquilidad y reposo, sobre todo para ella, que tiene la suerte de mantener su puesto de trabajo. Y entre películas bíblicas y romanas y las procesiones que ponen por la tele vamos pasando estos días de devoción o desenfreno, según el caso.

    Así que me río yo de toda esa gente que se pone a hacer penitencia por gusto o por una promesa o por lo que sea. Que para cruz, la que yo llevo encima al tener que hacer malabares para pagar la luz, el gas, el agua y demás facturas. Y de milagros no me hablen, que no creo mucho en ellos, aunque bien podría Jesucristo multiplicar los panes y los peces que compro y dividir las deudas que tengo. Por lo tanto, para penitencia, la que estoy yo viviendo. Y para ésta no hay que ponerse ningún capirote ni llevar a hombros a ningún santo, tan sólo hay que armarse de mucha paciencia. Si los cofrades la tienen, que me pasen un poco que a mí se me está agotando ya. Amén.