jueves, 19 de mayo de 2011

Sonetos revolucionarios

La madrileña Puerta del Sol, abarrotada de gente. / Fuente: Reuters

Sirvan estos sonetos revolucionarios para mostrar mi apoyo y mi unión incondicional a este movimiento social que está golpeando en las conciencias de los ciudadanos de bien, que están hartos de la situación en la que estamos. Hartos de la precariedad laboral, de los niveles de paro, de la imposibilidad de acceder a una vivienda digna, de los recortes en los derechos fundamentales, de los abusos de la Banca y las traiciones del Gobierno. A todos ellos, mucho ánimo y adelante con las protestas.


I

“¡La democracia es una falacia!”,
Claman los ciudadanos indignados,
Que se sienten dolidos y estafados
Por la falta real de democracia.

Hacen política con fundamentos,
Sabiendo que está en juego su futuro.
Y aunque el camino sea largo y duro,
Les sobran razones y argumentos.

¡Qué románticas son las utopías!
¡Qué bonito es luchar por lo que es tuyo!
¡Qué bella esta incipiente revolución!

Y ahora, qué dirán sus señorías,
Si harta de la gaviota y el capullo
Ha explotado por fin la población.


II

Son cinco los millones de parados.
Son cinco los millones de razones
Para que estallen las revoluciones,
Para que alcen su voz los indignados.

El pueblo ha despertado del letargo.
Despiertan las conciencias de la gente,
Que pide un futuro más decente
Y un presente que sea menos amargo.

¡Basta ya de reírse de nosotros!
Esta crisis la pagaréis vosotros.
Vosotros, los malditos responsables.

Banqueros, gobiernos y empresarios,
Que no escatimáis en vuestros salarios
Y robáis el alma a los miserables.

3 comentarios:

Antonio Martínez Jover dijo...

¡Bravo, Juan!

Gloria dijo...

A esto nos ha llevado el descontento que han generado en nosotros los dos partidos mayoritarios en nuestro país, a aborrecerlos hasta el punto de no querer a ninguno de los dos. La gente se ha echado a las calles, a ver si al menos sirve para algo y logramos salir del bucle en el que nos encontramos y que no nos conduce a ningún lado.

Los que tengan pensado votar en blanco, que tengan claro que su voto sólo servirá para apoyar a los partidos mayoritarios, así que si están en contra de ellos, que eviten ese voto en blanco. Que la gente sea lógica con sus ideas y que den votos coherente con ellas, los de derechas que voten a partidos de derechas, de igual forma que los de izquierdas deben apoyar a las izquierdas. ¿Hay algo más lógico?

El poder verdadero está en nuestras manos, con nuestros votos podemos conseguir más de lo que muchos se imaginan.

Te felicito por estos sonetos y me solidarizo con lo que dices en ellos.

Un abrazo.

Juan Palomo Sinmiedo dijo...

Gracias Antonio y Gloria. Yo creo que hay que ir a votar. Es cierto que el voto en blanco favorece a los dos grandes partidos. Por lo tanto es mejor votar a un partido minoritario. El voto nulo y la abstención es prácticamente igual. Yo no soy quíen para decirle a nadie lo q debe de votar, pero es mejor hacerlo a un partido minoritario. Había un partido llamado "ciudadanos en blanco" que buscaba el voto en blanco real, es decir, dejar el escaño vacío si conseguían los suficientes votos. No sé si sigue existiendo, pero podría ser una opción interesante para los que no sepan que hacer.

Saludos compañer@s