lunes, 16 de mayo de 2011

Democracia, estás como ausente

La democracia está en la UVI. Como ya dijimos en este blog, se encuentra herida de muerte, esperando un milagro que no llega. Pero aún hay unos cuantos cirujanos que no se resignan y luchan por mantenerla con vida. Cirujanos como los que salieron a la calle ayer, 15 de mayo, en varias ciudades españolas mostrando su cabreo, su indignación y su inconformismo. Hartos de ver que la crisis la paguen siempre los mismos, que los políticos, banqueros y empresarios se rían del pueblo, decidieron gritar “¡basta ya!” a todos aquellos que nos toman por payasos o marionetas.

La iniciativa, promovida por la plataforma ‘Democracia Real Ya’, y con la participación de otros grupos ciudadanos como ‘Juventud Sin Futuro’ o ‘Ecologistas en Acción’ entre otros, tenía como objetivo mostrar el malestar general de la ciudadanía ante el panorama político y social actual, tan degradante y denigrante para el pueblo, que siempre es el que paga los platos rotos. En la multitudinaria manifestación de Madrid (yo no me esperaba que hubiera tanta gente), no se vieron partidos políticos ni sindicatos. Tan sólo había ciudadanos de a pie, de diferentes ideologías y creencias, pero unidos por una misma causa: la sensación unánime de que esto no puede seguir así, que hay que cambiar las cosas.


El colectivo predominante eran los jóvenes. Unos jóvenes que ven como le niegan el presente y le roban el futuro, mientras los tachan de ‘generación NI-NI’ o ‘generación del botellón’. Una juventud que tiene que aguantar los exabruptos de una sociedad que le acusa de pasotismo y pasividad mientras le da la espalda continuamente. Jóvenes con varias carreras y con idiomas, pero que sólo pueden aspirar a contratos basura, donde predominan la temporalidad y la precariedad, o a becas de larga duración y poca remuneración. Por eso salieron a la calle, para escupirles sus verdades a todos los hipócritas que los llaman “sobrecualificados” y les niegan un contrato digno.

Pero en la manifestación del 15M no había sólo jóvenes, también habían hombres y mujeres de mediana edad, algunos padres con sus hijos, y algún que otro abuelo. Fue un acto pacífico pero contundente, donde se escucharon gritos contra los banqueros y los políticos, contra el bipartidismo, contra el capitalismo, o arengas a favor de la revolución tales como “se va a acabar la paz social”, “lo llaman democracia y no lo es”, “PSOE y PP la misma mierda es”, o “el pueblo unido jamás será vencido”. Y pancartas, muchas pancartas, con mensajes como: “Sin luchar, ni pan ni libertad”, “Juventud, ¿divino tesoro?”, “Rebeldes sin casa”, “Violencia es cobrar 600€”, etc. Pero sin duda, me quedo con la frase que llevaba escrita una chica en la espalda y que sentenciaba, parafraseando a Neruda, “me gustas, democracia, porque estás como ausente”.

Para concluir este extenso y necesario post, que hoy más que nunca es un alegato y un alarido por la dignidad y la libertad, dejo aquí un fragmento de un poema de cosecha propia que concluye así:

La libertad es una flor
Que enrejada se marchita.
La libertad es una luz
Que sepultada se apaga.
La libertad es esa voz
Que si está dormida muere.

video

1 comentario:

Juan Palomo Sinmiedo dijo...

las protestas continúan. bienvenidas sean todas ellas.